jueves, 9 de mayo de 2013

El invierno en Lisboa

Ficha técnica
Autor/a: Antonio Muñoz Molina
Editorial: Seix Barral
Encuadernación: Rústica
ISBN: 84-322-0803-5
Páginas: 221

Entre Lisboa, Madrid y San Sebastián, la inspiración musical del jazz envuelve una historia de amor. El pianista Santiago Biralbo se enamora de Lucrecia y son perseguidos por su marido, Bruce Malcolm. Mientras, un cuadro de Cézanne también desaparece y Toussaints Morton, procedente de Angola y patrocinador de una organización ultraderechista, traficante de cuadros y libros antiguos, participa en la persecución. La intriga criminal se enreda siguiendo un ritmo meticuloso e infalible.

Ésta segunda novela de Muñoz Molina supuso su consagración como narrador. En ella hace un homenaje al cine negro americano y al jazz, también al apasionado y turbulento mundo que lo rodea. Enrevesada -como toda novela negra que se precie- y con la cadencia e intermitencias de una pieza de jazz, un narrador nos cuenta la historia tumultuosa entre Lucrecia -femme fatale- y Biralbo, su principal protagonista.

San Sebastián con su olor a mar; Madrid, llena de gente; y Lisboa, ciudad vieja y bohemia, son los escenarios en los que el humo y el alcohol de los tugurios cobran vida, en los que un marido posesivo y un contrabandista de arte tratarán de buscar a Lucrecia, poseedora de la clave de un crimen.

Lo que más me ha gustado del libro son las descripcionesde las tres ciudades, especialmente de San Sebastián: "...ese mar de San Sebastián que en los atardeceres de invierno, desde la lejanía, es como una lamina vertical de pizarra".

El invierno en Lisboa fue galardonada con el premio de la Crítica y el premio Nacional de Literatura en 1988 y fue llevada al cine, con la participación del trompetista Dizzy Gillespie.


Lo leí hace tiempo pero he podido recuperar la reseña que hice en su momento.


Imagen portada: http://3.bp.blogspot.com/_mAVPsO5OFPc/SNlGCHZTS_I/AAAAAAAAAEA/7cMRHT-qDeY/s400/El+invierno+en+Lisboa.jpg
Imagen saxofonista: http://www.soitv.com/wp-content/uploads/2012/03/Jazz.jpg

sábado, 20 de abril de 2013

Olvidado Rey Gudú



FICHA TÉCNICA
Autor/a: Ana María Matute
Editorial: Ediciones Destino
Colección: Áncora y Delfín
Encuadernación: Rústica
ISBN: 84-233-3721-9
Páginas: 768

Olvidado rey Gudú es la obra maestra de Ana María Matute y una de las grandes novelas de este siglo. Repleta de fábulas y fantasías, narra el nacimiento y la expansión del Reino de Olar, con una trama llena de personajes, aventuras y de un paisaje simbólico: el misterioso Norte, la inhóspita estepa del este y el Sur, rico y exuberante, que limitan la extensión del Reino de Olar, en cuyo destino participan la astucia de una niña sureña, la magia de un viejo hechicero y las reglas del juego de una criatura del subsuelo.

Olvidado rey Gudú es una gran metáfora del alma humana y su historia, tejida de realidad y leyenda, de pasado y presente, alentada por los deseos y las inquietudes que desvelan al ser humano desde hace siglos.

Esta es la historia del nacimiento y expansión del Reino de Olar, por un lado, y la historia de una niña que jura venganza cuando su padre y sus hermanos son asesinados, por otro, pero ella no sabe que terminará amando al rey que mandó matar a su familia y de su unión nacerá Gudú, rey de Olar, condenado al olvido y a no poder amar por mucho que sea amado.

Con Olvidado rey Gudú se vuelve al mágico mundo de los cuentos que dejamos atrás en la niñez. Porque eso es lo que es este libro, un larguísimo cuento lleno de fantasía y fábulas en el que viven princesas, reyes, caballeros, hechiceros y seres del subsuelo. Pero también es una gran metáfora del alma humana.

El amor, guerras de poder, venganzas, rivalidades entre hermanos, amistades, envidias y odios están presentes en este libro ambientado en la Edad Media. Obra extensa, con un lenguaje muy rico en detalles y cuyos personajes, desgranados en su intimidad, nos muestran su lado más débil y también su cara más cruel. No hay buenos ni malos ya que cuando se empieza a odiar a un personaje hay algo en la siguiente página que le hace menos odioso.